Saltar al contenido

Ataques de pánico. Síntomas y tratamiento psicológico

ataque de panico sintomas y tratamiento

Inicia una terapia psicológica de calidad online o presencial en nuestro centro, atendido por profesionales con experiencia y buena formación académica.

Sí, deseo más información

¿Qué es un ataque de pánico?

Los ataques de pánico son episodios de intenso miedo que provoca reacciones en el cuerpo, respondiendo ante un peligro que no existe. Asimismo la persona piensa que se está volviendo loco, o que se va a morir, por lo que el miedo se profundiza. 

Alrededor del 10% de la población adulta lo ha experimentado alguna vez en su vida. 

¿Cuáles son los síntomas de los ataques de pánico?

Los psicólogos especializados en tratamiento de ataques de pánico han encontrado en su consulta los siguientes síntomas físicos:

  • El corazón late más rápido
  • Sensación de opresión en el pecho o en la cabeza
  • Dificultad para respirar con sensación de ahogo
  • Mareos
  • Sentir frio en los brazos o piernas, y en general en todo el cuerpo
  • Sensación de querer vomitar, orinar o defecar
  • Entumecimiento y hormigueo
  • Malestar frente a la luz
  • Sudoración
  • Incapacidad de poder hablar
  • Sentirse inestable

Dentro de los miedos y sensaciones tenemos:

  • Miedo a perder el control o volverse loco
  • Miedo a morir
  • Sentir que su cuerpo “se sale” 
  • Sentir que el mundo no es real  
  • Tener ganas de escapar
  • Tener miedo a que se pierda partes del cuerpo

¿Cómo identificar que estoy teniendo un ataque de pánico?

El centro de terapia de ataques de ansiedad manifiesta que lo puedes identificar cuando de repente, de la nada aparecen como mínimo 4 de los síntomas mencionados. Es decir que de manera repentina, comienzas a tener mucho miedo, de manera muy intensa y también sientes sensaciones extrañas en tu cuerpo, todo ello te hace pensar que vas a morir o que estás perdiendo la razón.

¿Cuáles son las causas de los ataques de pánico?

No existe una causa específica; sin embargo, se plantean las siguientes:

  • La genética
  • Niveles elevados de estrés 
  • Modelos de afrontamiento frente al estrés
  • Ciertas áreas del cerebro que no están actuando bien

¿Cuáles son las consecuencias de los ataques de pánico?

La persona ya no desea acudir al lugar donde se provocó o continuar haciendo la actividad con la que coincidió el ataque, por lo cual se ve afectado su rutina y actividades cotidianas. Por ejemplo, puede dejar de utilizar el transporte público, dejar de ir al club, etc.

¿Cómo superar los ataques de pánico?

Paso1: Ser consciente que la forma cómo estás interpretando los síntomas son los causantes de que éstos sigan aumentando

Es decir que si tu magnificas y engrandeces lo que estás sintiendo, le mandas el mensaje a tu cerebro de que algo malo está pasando, éste reaccionará preparándose para defenderse ¿Cómo es un cuerpo que se prepara para la huida, el ataque y la lucha? ¿No lo hace frente a la percepción de que algo malo está pasando, algo lo amenaza o está en riesgo su vida? ¿Quién nos impone este mensaje? Tú mismo lo haces al darle ese significado a lo que estás sintiendo. Por lo tanto entras en un círculo vicioso. 

Paso 2: Recurre a técnicas de relajación

Es muy importante que bajes los niveles de tensión que experimenta tu cuerpo y mente. Por lo tanto puedes hacer actividades recreativas como practicar un deporte, inscribirte en el gimnasio, hacer yoga. Asimismo utilizar técnicas como la respiración profunda y relajación de los músculos.

Paso 3: No estés al pendiente de tus síntomas

No vivas a la expectativa de que el más mínimo movimiento de tu cuerpo significa que se está presentando el ataque de pánico, permítele a tu cuerpo ser libre de sentir, sin darle un significado catastrófico. No enfoques tu atención a los síntomas.

Paso 4: Debate tus ideas irracionales

Tales como pensar que unos síntomas pueden generar que uno pierda la razón. Un trastorno mental requiere más que sentir sensación de ahogo, escalofríos, etc.

¿Cómo es el tratamiento psicológico para los ataques de pánico?

Fase 1: Psicoeducación

La persona tiene que conocer sobre las características del ataque de pánico, cuanto mayor conocimiento tenga, mayor capacidad para contrarrestar mitos o creencias no saludables. Asimismo, la información falsa solo incrementa los niveles de ansiedad.

Fase 2: Reestructuración Cognitiva

Debatir las interpretaciones distorsionadas que no están permitiendo una adecuada adaptación a los síntomas. Además, el pensar que te vas a morir por lo que estás sintiendo, solo aumenta que tu cuerpo siga reaccionando como lo está haciendo, pensando que está en peligro, el circulo vicioso no tiene fin.

Fase 3: Técnicas de Relajación

Es importante disminuir los niveles de tensión, y mejorar nuestra calidad de vida. Nuestros músculos están tensos por lo tanto hay que relajarlos mediante actividades recreativas como manejar bicicleta, conversar con los amigos, ir al spa, u otra actividad que te agrade. Aumenta tus actividades de relajación, tu cuerpo es muy sabio y te está avisando que tus horarios y rutinas no están muy bien organizados en todas tus áreas de desenvolvimiento: trabajo, familia, ocio, etc.

Fase 4: Exposición a las sensaciones internas

Cuanto más evitemos el sentir, más aumenta nuestro miedo, y nos encapsulamos. Por ello las técnicas de exposición nos liberan de nuestra zona de confort. Liberándonos finalmente de tanta ansiedad y pudiendo afrontar aquellas situaciones temidas.

¿Es necesario recibir tratamiento farmacológico?

Ello lo decide el médico psiquiatra. En ningún caso automedicarse, debido a que se tiene que evaluar la edad, el género, las efectos secundarios entre otros. Lo que mayormente se utiliza son los antidepresivos y ansiolíticos. Asimismo, cuando se empieza el tratamiento farmacológico debe de haber una evaluación previa de los síntomas para el adecuado control.

¿Qué hacer si me vuelve a dar un ataque de pánico?

Trabajarlo de la misma manera que lo hiciste para superarlo. La práctica hace al maestro, y en cuanto mayor práctica tengas más seguro te sentirás de afrontarlo con mayor facilidad. 

Tip 1:

Recuerda que ya lo has vivido y has salido victorioso, nada malo te ocurrió como pensabas por lo tanto nada malo ocurrirá esta segunda o sexta vez.

Tip 2:

Recuerda que es TEMPORAL, tiene un tiempo de duración, y tú estás preparado para tolerar esos minutos.

Tip 3:

En caso sea necesario, busca un lugar tranquilo donde te sientas cómodo y seguro, en caso estés con mucha gente alrededor. Si necesitas que alguien te acompañe, pide ayuda. En caso te encuentres solo, llama por teléfono a alguien de confianza, o realiza una videollamada de acompañamiento, luego de ello pídele que te llame luego de 5 o 10 minutos.

Tip 4:

Procure que su respiración sea tranquila y pausada, lo contrario a lo que está realizando (respiración muy rápida). Debido a que si continúa respirando de manera muy acelerada, su cuerpo reaccionará con otros síntomas como mareos, vértigos, etc.

Tip 5:

Recuerde que nadie ha muerto por ahogo, por más que ud. Llegue a perder el conocimiento, su cuerpo cuenta con recursos para reactivarse. La sensación de ahogo se debe más a sus pensamientos que a algo real que esté sucediendo.

Tip 6:

En caso se te dificulte controlar tu respiración, puedes utilizar una bolsa de papel y respirar dentro de ella. De esta manera, se reincorpora los gases que han sido expulsados manera innecesaria.

Tip 7:

Recuerde que no le va a dar un ataque cardiaco por más que su corazón se esté acelerando. Esto va a pasar. Si no desea esperar los minutos necesarios, puede intentar hacer presión en el estómago por 3 o 5 segundos, y ello hará que los latidos del corazón disminuyan.

Tip 8:

Recuerda apoyarte de otras vías para reducir la ansiedad como las mencionadas antes de tomar una pastilla o inyección de manera reiterada y como única alternativa frente a la crisis.

Inicia una terapia psicológica de calidad online o presencial en nuestro centro, atendido por profesionales con experiencia y buena formación académica.

Sí, deseo más información