Saltar al contenido

¿Cómo tratar la inseguridad y baja autoestima?

inseguridad y baja autoestima

Antes de empezar primero vamos a revisar algunos conceptos relacionados a inseguridad y baja autoestima.

¿Qué es la inseguridad?

La inseguridad hace referencia a no tener la certeza plena de poder lograr o conseguir algo, por lo cual la duda se apodera de la persona e imposibilita alcanzar sus metas. A nivel emocional, el individuo tiene la percepción de vulnerabilidad que amenaza su desenvolvimiento. 

¿Qué es la baja autoestima?

La baja autoestima hace referencia a tener la percepción de que no somos valiosos.

El autoestima está referida a un conjunto de evaluaciones, percepciones y juicios que tenemos de nosotros mismos por lo que nuestro razonamiento acerca de lo que creemos que somos está distorsionado, lo cual está afectando nuestro amor propio, la autoaceptación, el necesitar ser reconocidos por los demás, entre otros aspectos.

En Barcelona se realizó una investigación en el Instituto de Investigación en Atención Primaria Jordi Gol, en el cual se encontró que el 19% de las mujeres adolescentes presentan una baja autoestima en comparación a un 7% de varones adolescentes.

¿Cómo saber si tienes un problema de inseguridad y baja autoestima?

La inseguridad se puede manifestar de la siguiente manera:

  1. Sueles ser muy introvertido en los eventos sociales a tal punto que no te permite comportarte como te gustaría. Es decir, no es que esté mal ser introvertido y lo mejor es ser extrovertido. ¡No! La dificultad surge cuando eres introvertido y tienes dificultades para interactuar con los demás, se te dificulta mucho porque crees que no tienes las capacidades suficientes para hacerlo.
  2. Te genera ansiedad estar frente a situaciones sociales o frente a situaciones en las que temes ser juzgado por los demás, o no tienes la seguridad de que serás aceptado. Por ejemplo, se pueden presentar problemas al momento de hacer una exposición, levantar la mano para participar, trabajar en equipo, entre otros.
  3. Tienes dependencia emocional, estar en una relación de pareja en la que no te sientes cómodo.
  4. Percibes una sensación de vulnerabilidad.

¿Cuáles son las causas por las que nos sentimos inseguros?

Los psicólogos especialistas en problemas de inseguridad y baja autoestima han encontrado las siguientes:

  1. Probablemente en la infancia ha habido mucha exigencia, que nos han instaurado la creencia de que todo lo debemos de hacer perfecto y correcto, por ello estamos en una constante de no saber si lo que estamos haciendo está bien.
  2. Haber vivido experiencias desagradables.
  3. Tener características de personalidad dependiente.
  4. Haber pasado por experiencias de pérdida.
  5. Tener una autoimagen negativa.

¿Cuáles son las consecuencias de la inseguridad?

  1. Cuando los niveles de inseguridad son excesivos puede ser causante de trastornos psicológicos como fobia social, trastornos de ansiedad, fobia específica, entre otros.
  2. Algunas personas hacen lo contrario, como un mecanismo compensatorio, enmascaran su inseguridad tornándose violentas, distantes, arrogantes.
  3. Necesitan de una persona adicional para tomar decisiones y que les brinde la estabilidad que no encuentran en sí mismas.

Por ello es de suma importancia llevar terapia a manera de intervención o prevención de la baja autoestima, que viene a consecuencia de la inseguridad.

¿Cómo puedo fortalecer mi seguridad y mi autoestima?

  1. No seas tan exigente al momento de evaluarte.
  2. Construye autoinstrucciones de autoconfianza.
  3. Atrévete a correr riesgos y a aventurarte a lo nuevo.
  4. No digas inmediatamente: ¡no!, que tu respuesta negativa no sea automática, permítete unos minutos para pensar y aceptar la propuesta como una oportunidad para intentarlo.
  5. Reconoce tus talentos y trabaja en ellos.

Es importante nuevamente poder una terapia psicológica especializada en la cual le brinden herramientas para cada vez mejor mejorar su autoestima y disminuir la inseguridad.

¿Cómo tratar la inseguridad y autoestima baja?

  1. Estás cargando una mochila muy pesada, libérate de ella, si estás en un trabajo, en un grupo, en una relación de pareja en la que no te sientes cómoda es el momento de dejarlo atrás. No busques excusas, encuentra oportunidades. Reinvéntate y empieza algo nuevo en el que te sientas satisfecha.
  2. ¡Sal de tu zona de confort! Haz estado por mucho tiempo “cómoda” pero ya es momento de salir a vivir experiencias nuevas, disfruta la vida ahora que eres joven y que puedes hacerlo. No eres un árbol, así que puedes moverte.
  3. Pon a prueba los pensamientos que te limitan, ¿son en verdad tan ciertos? O ¿hay alguna evidencia empírica que diga lo contrario? A veces nuestros pensamientos son nuestros peores enemigos.
  4. Practica la autocompasión: No seas tan duro contigo mismo, tus errores no son tan terribles como piensas.

Recuerda que siempre hay terapia psicológica al cual puedes acudir para mejorar el autoestima.

Rodriguez, Matud y Alvarez (2017) en el estudio que realizaron sobre Género y Calidad de Vida en la Adolescencia, plantean que existe diferencias estadísticamente significativas en función al sexo con respecto a la calidad de vida y satisfacción, encontraron que los adolescentes varones manifiestan mayor bienestar físico, psicológico, autonomía y mejor relación con sus padres.

Los autores manifiestan que esto se debe a la mayor libertad que los varones poseen en comparación con las mujeres, que están más ligadas a cumplir con ciertas responsabilidades en el hogar como hacerse cargo de los integrantes de la familia, sea con cuidados o quehaceres, por lo que el tiempo para actividades de distracción es limitado. Es por ello que encontraron que las mujeres presentan mayores niveles de tristeza e insatisfacción.

Asimismo, Fernández, Zubie y Páez (2000, citado en Rodriguez et al. 2017) encontraron que sentir que no hay justicia, criticarse mucho más, sentirse impotente, son características que se encuentran más en las mujeres que en los hombres. Del mismo modo, Zubieta (2012, citado en Rodriguez et al 2017) encontraron que existe diferencia con respecto a cómo perciben la calidad de vida los hombres y las mujeres, obteniendo puntajes mayores los hombres.

Por lo tanto, en las mujeres se encuentran mayores problemas de inseguridad y  baja autoestima, al que tenemos que prestar mayor atención.

¿Existe una terapia psicológica para fortalecer la seguridad y la baja autoestima?

Sí, el tratamiento para la baja autoestima se basa en ejercicios prácticos, técnicas y estrategias que fomentan el desarrollo y crecimiento personal.